Nuestra visión para este proyecto nace de una necesidad que, como ministerio, hemos observado, durante las tres décadas de servicio a Dios en el mundo hispano. A lo largo de todos estos años, hemos visto que los ministros de culto, pastores y líderes necesitan obtener una mejor nivelación académica. Nos referimos a estudios, que les permitan enfrentar mejor los desafíos de su trabajo, en medio de un mundo que cada día exige más preparación. También sabemos que el deseo de muchos cristianos es poder profundizar en sus conocimientos bíblicos, al tiempo que añaden créditos académicos a su currículum. De allí nació nuestro sueño de una universidad teológica, que a día de hoy, y con la ayuda de Dios, se encuentra en plena actividad.

Universidad para la iglesia - Nuestra visión

Desde el inicio, la enseñanza bíblica fue fundamental para el desarrollo de la iglesia; es más, la enseñanza de los apóstoles siempre se dirigió a la iglesia en su conjunto. Basta mirar las introducciones de las epístolas del apóstol Pablo, para darnos cuenta de esta gran verdad. Todas las cartas escritas por este apóstol, comienzan señalando como destinatario "a los santos y fieles..." o "a la iglesia...". De ahí que, consideremos, como algo primordial en nuestra visión, que la teología debe ser parte integral de la propia iglesia de Jesucristo.

Hosanna University te proporciona una oportunidad única de completar tu sueño académico de estudiar teología, obteniendo con ello la correspondiente titulación con reconocimiento universal.

Solicita más información por medio de este enlace.

Nuestra visión

Durante las tres décadas que, como ministerio, hemos tenido el privilegio de servir a Dios dentro del mundo hispano, hemos visto la necesidad de que los ministros de culto, pastores y líderes puedan llegar a tener una nivelación académica de sus conocimientos, para poder enfrentar mejor los desafíos de su trabajo, en medio de un mundo que cada día exige más preparación. También sabemos el deseo que tienen muchos cristianos de poder profundizar en sus conocimientos, y al mismo tiempo añadir créditos académicos a su currículum. De allí nació nuestro sueño de una universidad teológica, que hoy tenemos el privilegio de presentarle con la ayuda de Dios.